jueves, 3 de febrero de 2011

Formación en Socioterapia

En este último tiempo he recibido mails, donde colegas de diferentes paises solicitan información, al respecto de formarse academicamente en Socioterapia...
Esto es un buen sintoma porque se manifiesta el deseo de cambio del colectivo profesional y a su vez, me plantea una reflexión..
A continuación transcribiré partes de mis respuestas:

"...en el ámbito de la Socioterapia hay mucho por hacer, considero que es como pasar de la queja al "acto" por parte de nuestra profesión.
No conozco que  haya bibliografía específica, ni cursos con acreditciones al menos en Argentina, y dudo que haya en otros lugares.
Un referente aquí para mi es el Lic. José Luís Zamora.
Socioterapia es un modo de intervenir, una perspectiva de actuación pero fundamentalmente considero que es un cambio de paradigma dentro de la profesión.
Es entender e intervenir desde el Trabajo Social de manera diferente. A mi juicio y quiero ser verdaderamente honesta, tiene mas que ver con una decisión que con necesidad de mayor formación. Es una
propuesta también que puede ir acompañada de un enfoque del Trabajo Social Privado.
La búsqueda de excelencia el compromiso y las ansias de enriquecer la carrera son los elementos
indispensables en este cambio de paradigma.
Nosotros (en Argentina) tenemos entre 5 y 6 años de estudio de una carrera de base que nos habilita al trabajo con caso y con familias, para trabajar en los procesos de cambio; El Trabajo Social de Caso debería enseñarse directamente en los centros de altos estudios, desde una perspectiva socio terapéutica, incluyendo por ejemplo herramientas del enfoque sistémico, elementos de psicología cognitiva, análisis transaccional, conceptos de psicología junguiana, mediación y demás enfoques que contribuyan a una intervención “social – terapéutica”.
El Trabajo Social de Caso no puede ser Hoy el mismo que propuso Mary Richmond hace 100 años, ni puede ser en lo que se ha convertido en la actualidad. El  Caso Social Individual se fue modificando sutilmente hasta convertir al profesional en un mero gestor de subsidios estatales, y de ese lugar es que hay que separarse, ese es el cambio de paradigma. Con herramientas de Sistémico, y de Mediación, vos no necesitarías mas, solo es tomar la decisión. Me da la impresión que en nuestro colectivo profesional se da un
fenómeno bastante particular relacionado a una escasa valoración del propio saber,  esta baja autoestima profesional, permite que se produzca un circulo vicioso entre las instituciones (que esperan de
los TS, acciones que no tienen necesariamente nada que ver con nuestras incumbencias, los usuarios que no puede hacerse la idea de los alcances de nuestra profesión y nosotros, claramente, que retroalimentamos este circulo. El Trabajador Social debería seguir capacitándose siempre para enriquecer sus conocimientos y brindar cada vez una mejor atención, pero ninguna capacitación va a darle “seguridad” si no comienza por
valorar adecuadamente su propio saber. Agradezco mucho tu correo, no es molestia en absoluto responder a tus inquietudes.."


Maria Alejandra Astorga
Lic. Servicio Social

1 comentario:

Maggy Santos dijo...

Coincido contigo en lo que comentas, me parece que el término "Socioterapia" describe muy bien nuestro quehacer sobre todo para quienes intentamos salir del cerrado mundito de la institucionalidad y queremos otros espacios de intervención, uno muy bueno me parece es el T.S. Independiente, nos hace falta mucho camino por recorrer, creo que esa nominación, también puede ser una forma de posicionar y empoderar nuestra noble profesión. Sería muy bueno que más colegas tuvieramos esa inquietud para ofrecer este esquema que apunta al desarrollo integral del ser humano. Saludos.