martes, 9 de noviembre de 2010

Socioterapia y Caso Social Individual

Mi relación con la Socioterapia se inicia en el año 2000 cuando cursaba yo apenas el segundo año de la carrera, tome conocimiento de esta modalidad de intervención a partir de los artículos que desde Estados Unidos publicaba el Lic. José Luis Zamora en revistas de Trabajo Social. A raíz del enorme interés que me producía este novedoso abordaje tome contacto con él,  y luego de  casi un año de intercambiar comentarios  por correo electrónico,  de regreso a la Argentina el Lic. Zamora convoca a quienes habían compartido su interés por la Socioterapia, creándo una suerte de grupo de estudio, donde era yo la única estudiante del grupo de trabajo, y el resto todos profesionales con larguisima experiencia. Asi fue que durante algún tiempo participé de encuentros absolutamente enriquecedores, que contribuían de sobremanera a constituir mi mirada de la profesión.
Pasado el tiempo me recibí, y continué formándome, pero ya había concebido una idea del Trabajo Social/Servicio Social diferente. Mi contacto con la Socioterapia se había producido tan temprano en mi formación que se había naturalizado en mi esa forma de entender el Trabajo Social.
Quizás por eso que todavía hoy me cuesta comprender porque en lineas generales se acota a la profesión al abordaje de determinadas problemáticas sociales, excluyendo otras,  haciéndolas parecer de menor importancia.
En Argentina particularmente, pareciera gozar de mayor status el Trabajo Social Comunitario que el Caso Social Individual, igualmente sucede con las problematicas que se abordan, pareciera que en el imaginario del colectivo es “mas trabajo social” el que se realiza con el problema de la exclusión social y marginalidad que en otros ámbitos como educación, salud y demás.
Somos profesionales que podemos trabajar en forma libre pero parece que sutilmente se nos quiere convencer de que “necesitamos a las instituciones o al Estado para desarrollarnos, y en realidad es todo lo contrario, las instituciones por un lado y el Estado por el otro, muchas veces limitan nuestra intervención, convirtiéndonos en meros gestores de recursos.
Recuerdo que inmediatamente después de recibirme inicie un curso de Enfoque Sistemico, lo dictaba una Lic. en Psicología y estaba destinado a Psicologos y Trabajadores Sociales. En unos de los primeros encuentros la profesora aclara que la certificación si bien era la misma para todos los asistentes, solo los Psicólogos podían utilizar el termino de “Terapia Sistemica”, los Trabajadores Sociales en cambio solo podíamos utilizar el termino de “Enfoque Sistemico”, pero de ningún modo utilizar la palabra terapia.
Esta experiencia fue muy movilizadora para mi, pues me pregunte como un profesional de otra disciplina podía vedarnos la utilización de un termino, sin conocer nuestra formación, nuestras incumbencias, me preguntaba porque ninguno de los colegas con mas experiencia que yo había cuestionado eso cuando no existe una ley que lo exprese y cuando además etimológicamente "Terapia" significa "Tratamiento" y desde Mary Richmond hace mas de 100 años el Tratamiento es uno de los momentos del proceso metodológico en la intervención de Casos.
SocioTerapia, es una modalidad de intervención dentro del  Trabajo Social de Caso. Parte de la demanda explicita del paciente quien solicita la intervención profesional para poder incorporar herramientas que le permitan transitar determinadas situaciones problematicas. Las intervenciones profesionales siempre son estrategias socioeducativas, de acompañamiento y orientación. La mirada esta puesta en el sujeto y su interacción, en la persona y su red de relaciones.

María Alejandra Astorga
Licenciada en  Servicio Social

4 comentarios:

José Luís dijo...

Querida Alejandra siempre advertí en tu Ser, la inquietud por lo social, el asombro por la cuestión humana, la pasión en la búsqueda de soluciones y respuestas, y una particular responsabilidad -mirá que venirte desde La Plata, al Grupo de Sociatría, atraída por esa fuerza que solo puede entenderse desde lo vocacional!! y nunca dejaste de sorprenderme, de enorgullecerme por tu calidad integral colega, por esta inquietud, asombro, pasión y responsabilidad con que estas liderando el cambio que la profesión necesita para crecer y desarrollarse plena y ampliamente.
Felicitaciones Ale!!!

José Luis Zamora

Nora dijo...

Alejandra un abrazo desde la distancia

Gracias por esta intervencion que has hecho, tienes razon, los Trabajadores Sociales tenemos una formacion muy rica para ejercer plenamente el tratamiento necesario, ya que tenemos el alcance contextual del cliente, lo que vive desde la optica de su mundo y todo aquello que le rodea.


Si es cierto, hay algunos profesionistas hermanos, del comportamiento intrapsiquico, que quieren ser solo ellos quienes se especialicen en esta labor, con intenciones tal vez de hacer a un lado los recursos que dispone el Trabajo Social, pero eso sucedera solo si cada uno lo permite, y es que efectivamente es necesario que nos asomemos un poco mas hacia esta manera de trabajar tan interesante, es un campo que nos permitira desarrollarnos por nuestra cuenta, y hacer valida siempre nuestra intervencion.

Te felicito por este blog, por tus valiosas aportaciones y por la actualizacion que nos das, ya sabes que estoy al pendiente.

Un gran abrazo
Nora

Fundacion Ergo dijo...

Estimada Alejandra
Estoy sorprendido por este blog ya que siempre pense en lo que aqui se dice y en la busqueda de un recurso diferente desde el colectivo de nuestra porfesión. Estoy cursando el ultimo año de la LIcenciatura y mi tesis se basa en el trabajador social como terapeuta social, y me gustaria saber donde pueso encontrar información o teoria al respecto.
Me encanta el blog y me sirve mucho . Excelente!!

Pablo

LicVirginia B dijo...

me encanta el blog, soy trabajadora social, vivo en capital federal, sabes donde puedo capacitarme en socioterapia , con un enfoque sistemico.